REVISTAS DE VANGUARDIA. El discurso fundacional de la arquitectura moderna chilena.

Citar este artículo

Pablo Fuentes Hernández

Universidad del Bío-Bío
Concepción, Chile*



Resumen

Este trabajo muestra los primeros contactos de los artistas y arquitectos chilenos con la vanguardia arquitectónica de la modernidad. Asimismo, examina la divulgación escrita de sus textos así como la primera propagación del ideario CIAM en Chile. En particular, acentúa la difusión y aplicación de los nuevos conceptos urbanísticos modernos de la ciudad funcional muchos de ellos aplicables a la generación de los colectivos residenciales, que caracterizan la producción habitacional del siglo XX.



Palabras clave:

Arquitectura moderna, revistas de arquitectura, conjuntos habitacionales.



Abstract

The present research identifies the first contacts of the Chilean artists and architects with the architectural modernist avant-garde.At the same time, we analyze the dissemination of their texts, as well as the spreading of the CIAM ideology in Chile. In particular, we enhance the propagation and application of the new urban concepts of the functional city as they were applied to the construction of residencial complexes, which characterize the residential production in the 20th century.



Keywords:

Modern architecture, Architecture magazines, Residencial complexes.

* Resultado del Proyecto FONDECYT: La cultura arquitectónica regional. Lecturas críticas y perspectivas comparadas entre las revistas de arquitectura chilenas y argentinas de la segunda mitad del siglo XX, nº 3150013; y del Grupo de Investigación en Patrimonio de la Universidad del Bío-Bío nº 171804/VC y del Proyecto PÍA-Anillos de Investigación SOC 1403 Patrimonio industrial: Formas de habitar colectivo en el sur de Chile. Aportes para su puesta en valor y recuperación integrada.



El debate sobre el ideario de la arquitectura moderna en Chile se inició tempranamente, cuando en le década de los 20 se publicaron las primeras referencias a la nueva arquitectura. Las 3 intervenciones del poeta chileno Vicente Huidobro en la revista de vanguardia L´Esprit Nouveau, dirigida por Paul Dermée, donde Charles Edouard Jeanneret -Le Corbusier- y Amédée Ozenfat tuvieron una participación fundamental, alentó la atención de artistas chilenos sobre los fundamentos de una nueva arquitectura que en ese espacio editorial se debatía1. El contacto de Vicente Huidobro con Le Corbusier, quien había publicado 4 artículos en L`Esprit Nouveau, abrió la oportunidad para que ese conocimiento se extendiera a otros vanguardistas como Juan Emar que incluso por entonces llegó a residir en París.

De ese modo, en Chile, los artistas de vanguardia tuvieron la posibilidad de desarrollar ese debate nacional en la revista Notas de Arte (1923-1927) -suplemento del Diario La Nación- dirigida precisamente por Juan Emar, pseudónimo de Álvaro Yáñez Bianchi, hijo del director del diario Eliodoro Yáñez. Así, esta publicación fue el medio difusor de los preceptos de la vanguardia artística europea de comienzos del siglo XX en Chile y el medio por el que la vanguardia chilena pudo expresarse con ideas propias. A Emar se debe la divulgación en Chile de artistas como Cézanne, Matisse, Juan Gris, Picasso, Van Dongen, etc. Asimismo, la presentación de connacionales como, Arturo Valdés Alfonso, Totila Albert, Camilo Mori, Magallenes Moure, Vicente Huidobro y del grupo Montparnasse, que incluía a Manuel Ortiz, Julio Ortíz de Zárate, Henriette Petit, José Perotti y Luis Vargas Rosas, entre otros.

Para el caso comparecieron en Notas de Arte análisis y comentarios sobre música, danza, literatura, cine, diseño industrial, que actualizaban sus fundamentos y renovaban el debate nacional (Fig. 1). Específicamente, la arquitectura moderna se abrió un espacio con la divulgación de varios textos que introducían las nuevas ideas y algunos de los principales arquitectos europeos que dirigían ese debate.



Fig.1.Detalle de la portada de La Nación, miércoles 30 de julio, 1924



A Notas de Arte se debe la divulgación pionera de uno de los arquitectos más emblemáticos del Movimiento Moderno: de Charles Eduoard Jeanneret -Le Corbusier Saugnier-, se tradujeron con prontitud algunos de sus primeros textos, entre ellos cabe destacar: “El camino de los asnos el camino de los hombres” (1 de octubre de 1924). A la postre, Le Corbusier se transformó en un personaje citado y comentado innumerables veces adscribiendo a su pensamiento, llegándose incluso a publicar algunos de sus dibujos y fotografías. Especial mención revisten los comentarios a su libro Vers une Architecture (1923), -compilación de muchos de sus artículos escritos en L`Esprit Nouveau- de gran impacto e influencia internacional, que llegó a transformarse en texto predilecto para la discusión y divulgación de los preceptos.2 Sus reflexiones sobre la ciudad, que sentaron las bases del ideario CIAM tuvieron de esta manera una primera divulgación en Chile. Notas de Arte también recibió comentarios la obra de otros arquitectos como André Lurçat Mallet Stevens, Tony Garnier, etc.

El propio Emar se transformó en un entusiasta admirador de los derroteros por los que avanzaba la nueva arquitectura, como se aprecia en “Ideas sueltas sobre arquitectura” (18 de junio de 1924) (Fig. 2) y crítico de la contingencia arquitectónica nacional en “Ilusiones santiaguinas. Tango triste, con acompañamiento de serrucho”3 (1 de octubre de 1924).



Fig. 2.Detalle de la portada de La Nación, 18 de junio de 1924



De esta forma, se puede entender a Notas de Arte no solo como el primer órgano difusor de la vanguardia artística nacional, sino como el primer medio en exponer las innovaciones de la arquitectura moderna en Chile. En ese marco, el papel de Le Corbusier aparece perfilado no solo como un creador innovador, sino como el incipiente ideólogo del ideario CIAM en general y de las supuestas ventajas de la ciudad funcional en particular. La aparición de Le Corbusier en Notas de Arte hasta 1927 constituye el primer antecedente de una divulgación más sistematizada de los conceptos arquitecturales contemporáneos que van a aparecer en la prensa especializada de la arquitectura en los años posteriores en Chile.



Difusión para un nuevo urbanismo. Los CIAM en Chile

El ambiente autoritario del primer gobierno de Carlos Ibáñez del Campo (1927-1931) desencadenó, contrariamente a su opresión social, aires nuevos en algunos artistas y arquitectos que, conocedores del arte de vanguardia, apreciaron en su desarrollo en Chile un espacio de creación y libertad. Para entonces, en 1928, la revista Atenea, órgano de divulgación cultural de la Universidad de Concepción publicó tempranamente en el artículo firmado por J. M. Rojas “En torno a la nueva arquitectura” las primeras noticias de la primera reunión CIAM de La Sarraz, (Sánchez, 1928: 402). Esta mención en septiembre de 1928 se hizo apenas unos tres meses después del encuentro en La Sarraz de junio de ese año, instalando en el debate nacional las nuevas ideas sobre arquitectura, allí emanadas. De este texto se pueden inferir al menos tres cuestiones. El primero es que se trata del primer documento que expone en Chile el nuevo lenguaje de la arquitectura como una expresión autónoma y abstracta, en consecuencia lejana a imitaciones, ornamentaciones y estandarizaciones estilísticas inaugurando un debate formal rara vez tratado en Chile; el segundo, es que induce a la adhesión universal de sus preceptos ratificando que su ámbito es internacional, y en consecuencia rupturista frente a cualquier tipo de tradición artística local, incluida la académica; y la tercera, es que su ámbito traspasa el problema formal de la arquitectura para decantarlo sobre la contingencia social y por ende, política en función de describirlo como un problema contemporáneo, en manos de un especialista técnico más que un artista.

Resumiendo, podemos decir que la arquitectura, al ajustarse a sus elementos propios y a sus medios prácticos, se ha encontrado a si misma, ha llegado a ser sólo arquitectura; que el nuevo hecho arquitectónico obedece a dos factores principales: uno de orden material, que se refiere tanto a la renovación de los medios como a la cumplida satisfacción de las necesidades sociales, y otro de orden cultural que reside en la evolución de los conceptos estéticos, ambos cointervienen y se complementan; que la nueva arquitectura toma una apariencia netamente geométrica, y que, teniendo puntos de contacto con ciertos órdenes de la antigüedad, aparece como un estilo clásico frente a los híbridos antiestéticos que le han precedido; que con ser la arquitectura actual unan forma evolucionada hacia fines utilitarios, tiene una indudable belleza emanada de la misma lozanía y sobriedad de sus elementos, y, finalmente, que la arquitectura se define como un arte de condición esencialmente racionalista o puramente <deshumanizado>; ella no necesita imitar nada; es el arte puro por excelencia como es por excelencia el arte práctico.4

Las acciones del grupo los Decembristas, que asombraron al medio nacional, hizo coincidir allí en 1934 a dos prometedores estudiantes de arquitectura de la Universidad de Chile: Jaime Dvor (Jaime Dvoresky) y Waldo Parraguez, quienes experimentaron con aparatajes plásticos tridimensionales las posibilidades abstractas del nuevo arte (Fig. 3).



Fig. 3. Visión optimista de Santiago, en La Nación, 1 de octubre de 1924



Poco más tarde, asumiendo que al arte de vanguardia tenía un trasfondo político, y evidentemente social, la revista chilena ARQuitectura (1935-1936, 6 nºs), dirigida por Enrique Gebhard, Waldo Parraguez y Mario Antonioletti, -los dos primeros estudiantes de arquitectura de la Universidad de Chile- entrelazó activamente los problemas de la vanguardia artística chilena con la arquitectónica; para el caso citaba especialmente trabajos y textos de Le Corbusier para justificar sus argumentos; prueba de ello que ya en su primer número ilustró su portada con uno de sus bocetos de la Granja Cooperativa (1934) (f. 5), correspondiente al estudio de Réorganization agraire, ferme et village radieux (Reorganización Agraria, granja y ciudad radiante)5 que luego, en 1937, Le Corbusier habría de usar en el Pabellón de los Tiempos Nuevos en la Exposición de París (f. X).6 El uso de esta imagen en la portada de ARQuitectura no es explícito, aunque como se advierte las argumentaciones de esta revista aspiraban a una completa renovación de la ciudad chilena, el entorno rural, presente en los procesos migratorios campo-ciudad chilenos era también de necesaria renovación contemporánea, tema que también atiende la redacción. Las referencias al urbanismo desarrollado por Le Corbusier tuvo una nueva oportunidad gráfica en la portada del nº 3 (nov., 1935) de ARQuitectura, donde fueron publicadas dos fotos con el plan de Obus para Argel (1931) (Fig. 4).



Fig. 4. Portada revista ARQuitectura, nº 3, 1935. Imágenes del Plan Obus de Le Corbusier



La revista respaldó sus contenidos con la publicación de varios artículos de arquitectos precursores en la difusión de la arquitectura moderna. De W. Gropius publicó tres textos: “Los fundamentos sociológicos de la Habitación mínima”7 (nº 1, 1935: 8-10), “Casa baja, casa mediana, casa alta?”8 (nº 2, 1935: 10-13 y 23). Se trataba de un trabajo presentado en el III CIAM (Bruselas en 1930), en él se estudiaba las relaciones optimas entre la altura de los edificios, sus respectivas densidades y los espacios entre ellos, es decir, “como, en condiciones análogas de insolación, la casa alta permite, por medio de una máxima ocupación en volumen y un mínimo porcentaje de suelo, la creación de zonas verdes”9. Gropius barajó factores técnicos y económicos inclinándose por la edificación en altura considerando las posibilidades que la técnica otorgaba, pero con la comprensión que era necesaria la integración de servicios colectivos a modo de potenciar la vida comunitaria y las nuevas organizaciones sociales.10 Este texto, fundamental en la historiografía de la modernidad, asentaba la idea de construir bloques en altura media y alta, lo que sería una cuestión fundamental y decisiva para la propagación del lenguaje moderno asociado a la nueva imagen de la vivienda colectiva.

De Gropius también se publicó “Arquitectura funcional” (nº 3, 1935: 12-24). De Theo van Doesburg: “Espíritu Fundamental de la Arquitectura Contemporánea” (nº 3, 1935: 25-27) (Fig. 5). Se trata de una conferencia dictada en la Residencia de Estudiantes de Madrid en mayo de 1930 y posteriormente en Barcelona el mismo año. Fue publicada en la revista española Arquitectura, año XII, nº 137, septiembre, 1930.



Fig. 5. Detalle de Theo van Doesburg en artículo “Espíritu Fundamental de la Arquitectura”, Revista ARQuitectura nº 3, 1935, p. 25



De Sigfried Giedion se presentó “Los Congresos Internacionales para las nuevas Construcciones”11 (nº 3, 1935: 30), eran las actas del II CIAM de Frankfurt de 1929, un texto sobre la dinámica de trabajo CIAM que propiciaba su ideario en Chile, y “Le Corbusier y la Arquitectura Contemporánea”12 (nº 4, 1936: 15-17) texto que revelaba su trabajo.

También se presentó en la revista el texto “Extracto de los Estatutos que sirvieron de base al Congreso de Francfort-sur-le-Main, el 26 de Octubre de 1929”, que mostraba de forma completa la estructura organizacional de los CIAM y un resumen de los cuatro primeros congresos entre 1928 y 1933 (Fig. 6). Esta síntesis comenzó con la presentación de la Declaración de la Sarraz del 28 de julio de 1928 y concluyó con la publicación del programa de análisis para la Ciudad Funcional.13



Fig. 6.- Diagrama CIAM, ARQuitectura n 3, nov. 1935, p. 31



Cabe mencionar que en el nº 1 de agosto de 1935, el artículo “El anexo de «la habitación» en la Exposición Internacional de 1937, en París” informó de la gestión de Le Corbusier para la construcción de “una obra de construcción modelo” y las labores de los CIAM en el proyecto de exposición y construcción del mismo. El texto concluyó manifestando que “la exposición de 1937 es el lugar donde polarizarán las fuerzas creadoras”.14 En el mismo número se publicó un artículo de E. Gebhard “La evolución de la ciudad y su caos actual” donde analizaba las relaciones de las funciones de habitación, trabajo y circulación en el contexto de la ciudad de Santiago, un texto crítico con el desarrollo urbano de la ciudad que repasaba entre otros temas los graves problemas del déficit habitacional.15 El texto incorporaba un fotomontaje con el título “Los nuevos Problemas Sociales. Es necesario organizar el reposo de las masas” que correspondía al Folleto publicitario de La Ciutat de Repos i de Vacances (1932) para el Pla Macià reproducido desde la revista A.C. Documentos de Actividad Contemporánea, de Barcelona, y que había servido de portada al nº 7, año II, y que Gebhard mencionaba como “revista del formidable GATEPAC”.16

Finalmente, hay que decir que los acuerdos de los Congresos europeos de La Sarraz (1928), Francfort (1929), Bruselas (1930), Atenas (1933) y Amsterdam (1935) fueron presentados en el Congreso Nacional de Urbanismo realizado en Valparaíso en 1938; al parecer el éxito de su exposición fue relativo; un comentario sobre estos encuentros revelaba ciertas reticencias locales al ideario, al decir que: “no logran vincular sus claras directivas en el espíritu de los miembros de este congreso criollo del urbanismo.”17

Sobre Le Corbusier existieron además otros documentos que se refirieron a él o a algunos de sus libros indirectamente, dando cuenta de su marcada influencia sobre la difusión de la arquitectura moderna en Chile. Le Corbusier, de este modo, fue el arquitecto más considerado por los articulistas nacionales, y aún más, en algunos casos venerado. Al respecto corresponde mencionar al artículo “Le Corbusier”, del médico y profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile José Garciatello.18

Es leyendo a este hombre maravilloso que van cristalizándose en mí las ideas cada vez más hondas y más grandes de estudiar en doctrina, como si fuera urbanismo, el saneamiento de mi país, a fin de tener agotados los debates en el momento supremo de la acción.

Es por esto que siendo médico y cirujano, escribo sobre Le Corbusier.

Porque amo a Le Corbusier, como amo a Lenin.

(Garcíatello, 1936, 6: 12)

Garciatello, cirujano y seguidor de la arquitectura y al arte de vanguardia, realizó una amplia labor divulgativa de los principios de la arquitectura moderna en Chile, especialmente de las consideraciones biológicas, colectivas y funcionales. Trabó amistad con Le Corbusier y fue un gran admirador de su pensamiento. Llegó a ser profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile, allí dictó el curso Bio-Arquitectura, fruto de la Reforma a la Enseñanza de la Arquitectura acaecida en 1946. Entre sus textos destacan: “¿Por qué yo habría sido arquitecto?”, “Le Corbusier”, “Vida y Arquitectura”, “Una nueva concepción de la Cirugía en relación con la Psicología”.19

Así, la revista ARQuitectura arremetió la divulgación de la modernidad arquitectónica y con el entusiasmo de Parraguez y Gebhard publicó varios artículos de Le Corbusier, para entonces, un personaje fascinante de la escena arquitectónica internacional cuyos textos y obras representaban el espíritu nuevo de la disciplina. En el nº 1, (ago., 1935), presentó el apartado llamado “Dos Cartas”, polémica en la que una de ellas recogía el fragmento de la “Carta de Le Corbusier a Ginsburg” y la correspondiente respuesta “De Ginsburg a Le Corbusier”.20 En su nº 2, (oct., 1935), publicó el artículo del Dr. Garciatello “Porqué yo habría sido Arquitecto” que incluyó una foto extraída del libro La Ville Radieuse de Le Corbusier.21 Igualmente, el artículo “Urbanismo y Habitación” (nº 2: 15-19, oct., 1935), de Enrique Gebhard, donde incluyó dos fotos del mismo libro (p. 129 y 149). También publicó, aparentemente por primera vez en español, el texto “La división del Terreno de las ciudades” (nº 2, parte I, nov., 1935: 33-36).22

También se publicó el artículo “La Ville Radieuse”23 (nº 2, oct., 1935:20-23) extracto libre del libro homónimo (1935) de Le Corbusier que, como se ha visto, era un texto fundamental y predilecto para los redactores de ARQuitectura que ya habían usado en la portada del nº 1 un boceto para la Granja Cooperativa publicado allí.24 En el nº 3, (nov., parte II, 1935: 33-36), se publicó “La división del terreno de las ciudades. Ciudades-Jardines versus concentración de la Ciudad”. El nº 4, (ene., 1936: 34-35), publicó nuevamente otro artículo de Le Corbusier llamado “Las llamadas Artes Primitivas en la Casa Moderna”.25



BIBLIOGRAFÍA

Berdini, Paolo. (1994), Walter Gropius. Barcelona: Edic. Gustavo Gili.

Charlin Ojeda, Carlos. (1938), “Se ha celebrado en Valparaíso un Congreso Nacional de Urbanismo”, Zig-Zag, nº 1718, 25 de febrero, p. 41.

Die Wohnung für das Existenzminimun. (1930) Frankfurt am Main: Verlag Englert &Schlosser.

Fuentes, Pablo. (2009), Antecedentes de la Arquitectura Moderna en Chile, 1894-1929. Bío-Bío: Ediciones Universidad del Bío-Bío.

-----. (2015), “Vanguardia artística y arquitectura moderna en Chile. De Charles-Édouard Jeanneret a Le Corbusier, trama y escritos para un hilo conductor”. Revista 180, nº 36, pp. 48-55.

Garciatello, José. (1950). Programa del Curso de Bio-Arquitectura. Escuela de Arquitectura Universidad de Chile. Imprenta y Litografía Universo S. A., Valparaíso, Chile.

Giedion, Sigfried. (1930), “Le Corbusier et l`architecture contemporaine”, Cahiers d`art, V. París, pp. 205-215.

Giménez, Emilio. (1998), “Arquitectura Escolar de Entreguerras” en CASANOVA, María et. al., Infancia y Arte Moderno, catálogo de la exposición en el IVAM (Institut Valencià d`Art Modern) Centre Julio González 17 diciembre 1998/ marzo 1999, editado por el IVAM y la Generalitat Valenciana. Valencia.

Gropius, Walter. (1930), Traducción de “Die Soziologischen Grundlagen der Minimalwohnung für die städtische Industriebevölkerung”, Die Wohnung für das Existenzminimun, Englert & Schlosser, Frankfurt a. M.-Stuttgart, pp. 17-19.

-----. (1931), Traducción de “Flach-Mittel-, oder Hochbau?”, Rattionelle Bebauungswesein, Frankfurt a. M.- Stuttgart, relación del III congreso CIAM “Das Neue Frankfurt”, V.

Le Corbusier. (1935), “Les Arts Primitifs dans la Maison D`Aujourd`hui”, L`Architecture D`Aujurd`hui, a. 5, nº 7, julio, pp. 83-85.

-----. (1935), Ville Radieuse. 7ème Partie: Réorganisation rurale. Éditions de l'Architecture d'Aujourd'hui, Collection de l'équipement de la civilisation machiniste, Boulogne-sur-Seine.

-----. (1964), La Ville Radieuse, 319-36. Paris: Vincent Fréal and Cie.

Lizama, Patricio. (2000), “Le Corbusier en La Nación de Santiago de Chile (1924, 1926, 1927)”, revista Mapocho, n 47, primer semestre, s/p.

-----. (2003), Jean Emar. Notas de Arte. (Jean Emar en La Nación. 1923-1927).Santiago: Dibam-Ril Editores.

-----. (2011), “Sara Malvar: una intelectual cosmopolita de la vanguardia chilena”. Taller de Letras, nº 48, pp. 45-57.

Lizama, Patricio (Comp.) (1992), Jean Emar Escritos de Arte (1923-1925). Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos. Centro de Investigaciones Barros Arana, Santiago de Chile.

Moreno, M. P. (2015), “L´Architecture Vivante y Le Corbusier”. Le Corbusier, 50 years later. International Congress, Valencia 18th – 20th Novembrer. Universitat Politècnica de Valéncia, p. 3.

Ozenfant, A. y Jeanneret, Ch. E. (1925), La Peinture Moderne, cap. I y VI, París, Les Editions G Creés & C, libro de la colección de L`Esprit Nouveau.

Revista ARQuitectura, Santiago de Chile, 1935-1936, 6 nºs.

Revista L´Esprit Nouveau, París, 1920-1925, 28 nºs.

Rojas, J.M. (1928), “En torno a la nueva arquitectura”. Atenea, Universidad de Concepción, pp. 407-408.



WEBGRAFÍA

Arredondo, David. “Le Corbusier y la Reorganización del hábitat rural”, Le Corbusier, 50 years later International Congress, Valencia, 2015. Disponible en:

<http://ocs.editorial.upv.es/index.php/LC2015/LC2015/paper/viewFile/713/1259>

Con Vicente Huidobro: Santiago, 1925. Por Juan Emar”. Disponible en:

<http://www.librosdementira.com/blog/2011/07/08/con-vicente-huidobro-santiago-1925-por-juan-emar/>

Vicente Huidobro. Mi biografía”. Disponible en: <http://artepoetica2009.blogspot.cl/>

1 Huidobro publicó en L´Esprit Nouveau “La littérature de langue espagnole d`aujourd`hui. Lettre ouverte à Paul Dermée” “La littérature de langue espagnole d`aujourd`hui. Lettre ouverte à Paul Dermée” (1920,1: 111); “Époque de Création”(1922, 15:1820-1821); “La Création Pure. Propos D´Esthétique” (1921, 7: 769-776) y “Espagne” (1923,18:s/p).

2 FUENTES, Pablo. “Vanguardia artística y arquitectura moderna en Chile. De Charles-Édouard Jeanneret a Le Corbusier, trama y escritos para un hilo conductor”. Revista 180, 2015, nº 36, pp. 48-55.

3 EMAR, Jean. Ilusiones santiaguinas. Tango triste, con acompañamiento de serrucho”, La Nación, 1 de octubre de 1924, p. 5.

4 ROJAS, J.M. “En torno a la nueva arquitectura”. Atenea, Universidad de Concepción, 1928, pp. 407-408. En el texto se introducen, además de Le Corbusier los nombres de Perret, Oud y Wagner.

5 La idea y el boceto original se debe a Norbert Berzard, pero Le Corbusier lo hizo suyo, actualizó, mejoró y publicó en el capítulo 7 de La Ville Radieuse donde aparece publicado en 1935. Le Corbusier. Ville Radieuse. 7ème Partie: Réorganisation rurale. Éditions de l'Architecture d'Aujourd'hui, Collection de l'équipement de la civilisation machiniste, Boulogne-sur-Seine, 1935. Fue publicado posteriormente en Le Corbusier. «Réorganisation rurale». En La Ville Radieuse, 319-36. Paris: Vincent Fréal and Cie., 1964, p. 324. El documento original pertenece a la Fundación Le Corbusier, Reorganisation Agricole. FLC. 28624. Réorganisation agraire, ferme et village radieux, Sans lieu”, Disponible en:

<http://www.fondationlecorbusier.fr/corbuweb/morpheus.aspx?sysId=13&IrisObjectId=5725&sysLanguage=fr-fr&itemPos=3&itemSort=fr-fr_sort_string1%20&itemCount=4&sysParentName=Home&sysParentId=65>.

Le Corbusier usó este boceto en 1937 en un panel del Pabellón de los Tiempos Nuevos en la Exposición de París. Esta información ha sido recabada por el Dr. David Arredondo de quien se puede “Le Corbusier y la Reorganización del hábitat rural”, Le Corbusier, 50 years later International Congress, Valencia, 2015. Disponible en

<http://ocs.editorial.upv.es/index.php/LC2015/LC2015/paper/viewFile/713/1259>.

6 Precisamente en este número de ARQuitectura se publicaba “El anexo de «la Habitación» en la Exposición Internacional de París de 1937, en París”, ARQquitectura, nº 1, 1935, p. 4.

7 GROPIUS, Walter. Traducción de “Die Soziologischen Grundlagen der Minimalwohnung für die städtische Industriebevölkerung”, Die Wohnung für das Existenzminimun, Englert & Schlosser, Frankfurt a. M.-Stuttgart, 1930, pp. 17-19.

8 GROPIUS, Walter. Traducción de “Flach-Mittel-, oder Hochbau?”, Rattionelle Bebauungswesein, Frankfurt a. M.- Stuttgart, relación del III congreso CIAM “Das Neue Frankfurt”, V, 1931.

9 BERDINI, Paolo. Walter Gropius. Edic. Gustavo Gili, Barcelona, 1994, p., 114.

10 Ver GIMÉNEZ, Emilio. “Arquitectura Escolar de Entreguerras” en CASANOVA, María et. al., Infancia y Arte Moderno, catálogo de la exposición en el IVAM (Institut Valencià d`Art Modern) Centre Julio González 17 diciembre 1998/ marzo 1999, editado por el IVAM y la Generalitat Valenciana. Valencia, 1998, p., 330.

11 Traducción de “Die Internationalen Kongresse für Neues Bauen”, en Die Wohnung für das Existenzminimun. Verlag Englert &Schlosser. Frankfurt am Main, 1930.

12 Traducción de GIEDION, Sigfried. “Le Corbusier et l`architecture contemporaine”, Cahiers d`art, V. París, 1930, pp. 205-215.

13 “Extracto de los Estatutos que sirvieron de base al Congreso de Francfort-sur-le-Main, el 26 de Octubre de 1929”, ARQuitectura, Nº 3, noviembre, 1935, pp. 31-32.

14 “El anexo de «la habitación» en la Exposición Internacional de 1937, en París”, ARQuitectura, nº 1, agosto, 1935, p. 4.

15 GEBHARD, Enrique. “La evolución de la ciudad y su caos actual”. Revista ARQuitectura, nº 1, agosto, 1935, pp. 21-28.

16 “Los nuevos problemas sociales.” Fotomontaje reproducido de la revista A.C. Documentos de Actividad Contemporánea, nº 7, Barcelona, revista del GATEPAC, ARQuitectura, nº 1, agosto, 1935, p. 28.

17 CHARLIN OJEDA, Carlos. “Se ha celebrado en Valparaíso un Congreso Nacional de Urbanismo”, Zig-Zag, nº 1718, 25 de febrero de 1938, p. 41.

18 GARCIATELLO, José. “Le Corbusier”, ARQuitectura, nº 6, abril, 1936. pp. 12-13, 24.

19 Cfr. GARCIATELLO, José (1950). Programa del Curso de Bio-Arquitectura. Escuela de Arquitectura Universidad de Chile. Imprenta y Litografía Universo S. A., Valparaíso, Chile, 1950.

20 “Dos Cartas”. ARQuitectura, nº 1, agosto, 1935, p. 9.

21 GARCIATELLO, José. “Porqué yo habría sido Arquitecto”, ARQuitectura, nº 2, octubre, 1935, pp. 8-9. La foto fue tomada del libro de Le Corbusier La Ville Radieuse, Editions de “L`Architecture d`Aujourd`hui”, Bolougne-sur-Seine, París, 1933, p. 155.

22 Se trata del artículo “Rapport sur le parcellement du sol des villes” presentado al III CIAM, Bruselas, 1930. Fue publicado por primera vez en el libro recopilatorio de las actas del III Congreso de Arquitectos Modernos Rationelle Bebauungsweisen, de la Editorial Julius Hoffman, 1931.

23 Se trató de un extracto libre del libro de Le Corbusier “La Ville Radieuse”, Editions de “L`Architecture d`Aujourd`hui”, Bolougne-sur-Seine, París, 1933. El traductor anónimo eligió párrafos alternados del libro y los dispuso en continuidad. La investigación ha determinado que los párrafos corresponden consecutivamente a las páginas, 136, 139, 140, 93, 94, 121, 122, 126, 128, 129 del original. También algunas imágenes fueron tomadas del libro de Le Corbusier en este orden desde las páginas 141, 139, 167, 207, 131, 126. Otras fotos corresponden a la que ilustró el artículo “La ciudad de mañana”, revista Arquitectura, Revista Oficial de la Sociedad Central de Arquitectos, Madrid, a. XIII, nº 114, abril, 1931, pp. 115 y 117.

24 Ver Ut infra N. al P. 27.

25 LE CORBUSIER. “Les Arts Primitifs dans la Maison D`Aujourd`hui”, L`Architecture D`Aujurd`hui, a. 5, nº 7, julio, 1935, pp. 83-85.